Todo lo rico empieza con sexo y termina con sexo

diciembre 27, 2018 en

Todo lo rico empieza con sexo y termina con sexo

Como bien lo pueden leer, así es, todo lo rico empieza con SEXO y termina con SEXO porque definitivamente no hay

nada mejor que un buen polvo

cuando de verdad lo amerita, o sea, todos los días, pero carajo ¿Cuándo no es un buen momento para hacerlo? Si piensas igual que yo tenemos claro que

una cogida

en el momento menos oportuno es delicioso, obviamente no con cualquiera o bueno eso ya va en cada quien, por mí

follemos

, uno nunca sabe el mañana que depare.

Últimamente me he estado preguntando cómo ha evolucionado la

mentalidad sexual

en las personas pues hace unos días me encontraba escribiendo en un centro comercial de la ciudad y a mi lado habían dos cotorras que hablaban de penes, con toda la libertad del mundo pues es normal, me imagino cuántos almuerzos sabían a polla de todo lo que la gente se veía obligada a escuchar. Yo no me aguanté, cerré mi Macbook, las abarqué y les dije que me daba curiosidad sobre lo que hablaban, ellas se miraron entre sí, sin dudarlo me devolvieron la mirada, picaronas, y por un momento sentí que la

escena porno

pronto empezaría.

Les pregunté que por qué hablaban a diestra y siniestra sobre penes, que si acaso no se daban cuenta como se incomodaban los demás “claro que nos damos cuenta pero no tiene nada de malo, preferimos hablar así, de frente, sin pelos en la lengua, todas las personas hablan de sexo y nosotras no somos la excepción, nos gusta los penes en todas sus presentaciones.” Fue allí donde me di cuenta que podía completar este artículo con estas señoritas así que decidí preguntarles como ellas dijeron, sin pelos en la lengua, cómo les gusta más ¿Despacito como la de Fonsi o Salvaje como la de Dálmata?

Todo lo rico empieza con sexo y termina con sexo

Entre risas respondieron “depende porque cada persona es un mundo diferente, siempre va a estar el amable que es tierno y de besito en besito llega a su hoyito y el Salvaje que piensa está dándole pata a un balón pero en lo personal a mí me gusta más empezar suave y terminar durito.” Es una buena respuesta porque es cierto que está el que ve todo color de rosa y por otro lado está el que se pone salvaje como toro al ver el rojo.
“Yo no puedo decir lo mismo, rescato que cada persona es un mundo diferente pero a mí me gusta sentir que no decido, que me usen como objeto, sujetándome con firmeza… No quiero respeto ni amor, solo quiero lo mío porque esa brusquedad es la que deviene el deseo, las ansias, arrancarse las ropas, morder con furia y hasta enterrar las uñas en la carne.” Deduje que le encantaba extremadamente salvaje.
Y así la conversación continuó y salieron muchas cosas más de las en otra ocasión les contaré. Cada quien le gusta llevar su sexualidad al límite o simplemente les gusta dejarlo ahí, en lo normal, en lo básico y no montados en una película de 50 sombras de CalvinSex. Cuéntanos en los comentarios si eres de los que se seca una y otra vez con Despacito o simplemente salvaje.

Despacito o Simplemente Salvaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.