Humanizando al juguete sexual

febrero 14, 2019 en

Humanizando al juguete sexual

“Quiero presentarte a

mi pareja,

es perfecto, siempre está cuando más lo necesito, sé que

nunca me será infiel

y lo mejor de todo es que

su compañía nunca se tornará tóxica

pues me escuchará y solo eso hará, sin refutar nada de lo que yo diga.”

Esa fue una de las frases que más me impactó en un documental sobre

juguetes sexuales

que han evolucionado estando causando mucho de qué hablar pues están

diseñados para cumplir los deseos más profundos de las mujeres

y de

los hombres

puesto que puedes mandarlo a construir bajo tu propia visión, es

como jugar a ser Dios,

crearás en tamaño real el

juguete sexual

al que a diario te cogerás.

Juguete sexual al que a diario te cogerás

Cada día salen a la venta nuevos productos que

pueden llegar a reemplazar a tu novio, esposo o marido,

a esa persona que no puede satisfacerte al 100% pues con ese mismo concepto se crearon los

“Human sex toys”

pues al tener las mismas

características físicas de un humano

o según la imaginación del comprador podría llegar a ser mil veces mejor que una persona, claro solo si dispones de un amplio bolsillo para costear la construcción de tu nuevo

compañero sexual,

uno que no te “joderá la vida”, como dicen las protagonistas del documental, uno que esté cuando de verdad se despierten las ganas de follar, uno que no falte, que no te irrespete y que no te sea infiel.

Uno de estos juguetes puede estar aproximadamente entre unos 8.000 a 10.000 dólares, como bien lo dije, no son económicos “Son costosos pero imagina cuánto más gastarías donde fuera real y en el peor de los casos una mala decisión.” Dice Lara, la mujer detrás del documental.
¿Qué opinas tú al respecto? ¿Es esto una tontería en donde te preguntas hasta dónde ha llegado la mentalidad de las personas? ¿Feminismo? O simplemente es un excelente producto que va a

facilitarles la vida a muchas mujeres

y en otros casos perjudicarle el bolsillo a [email protected] Déjanos tu opinión aquí abajo.

Juguete sexual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.